MEDIDAS URGENTES PARA PROTEGER EL SALARIO Y LOS EMPLEOS

MEDIDAS URGENTES PARA PROTEGER EL SALARIO Y LOS EMPLEOS

El gobierno postergó la convocatoria al Consejo del Salario, pero nuestros reclamos siguen más vigentes que nunca. Ayer se reunió la Mesa Nacional de CTA Autónoma para sintetizar las demandas de la clase trabajadora y delinear el plan de lucha.

  • Aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil equivalente a la Canasta Básica Total. La CTA-A exige que el SMVM se establezca en un monto no inferior al de la Canasta Básica Total relevada por el INDEC. Al mes de junio, último dato disponible, ello equivalía a $ 31.148,40 mensuales. Dicho monto debe actualizarse según los montos de dicha canasta, estableciéndose una cláusula gatillo para que en lo sucesivo estos incrementos se realicen en forma automática.
  • Incorporación de la totalidad de las organizaciones de la economía popular al Consejo de Salario. La CTA-A demanda que la totalidad de las organizaciones de la economía popular estén incorporadas en el diseño institucional del Consejo del Salario, posibilitando así una mayor representatividad del sector trabajador y de las resoluciones que allí se adopten.
  • Extensión de la garantía del SMVM a todos los sectores que no están comprendidos. Una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras no gozan actualmente del derecho constitucional a un SMVM. Al respecto, la CTA-A reclama que el Consejo del Salario adopte medidas para que el SMVM se aplique sin distinciones a quienes perciben el Salario Social Complementario, a los trabajadores y trabajadoras del sector público provincial y municipal, de casas particulares, y de otros sectores que actualmente no están comprendidos. También debe referenciarse el SMVM como piso para la remuneración de jubilados y pensionados.
  • Prohibición de los despidos. El Consejo del Salario tiene la obligación de adoptar medidas enfáticas que vayan más allá de la fijación de un SMVM. Debe impulsar acciones concretas para proteger los puestos de trabajo y detener la sangría que sufren cientos de miles de trabajadores y trabajadoras cuyo puesto de trabajo está bajo amenaza. En tal sentido, deben adoptarse medidas para prohibir los despidos, como mecanismo de protección de las fuentes de trabajo.
  • Promoción de mejoras en las condiciones de trabajo. Finalmente, el Consejo del Salario tiene la obligación de considerar el estado actual de las condiciones laborales e impulsar acciones que tiendan a su mejora sostenida. Aquí se encuentran medidas tendientes a eliminar la brecha de ingresos entre trabajadores y trabajadoras, asumir políticas activas ante las tareas reproductivas y de cuidado, impulsar la ratificación del Convenio 190 de la OIT sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo, promover políticas contra la precarización laboral y fortalecer los mecanismos de protección frente al desempleo, entre otras. Por el contrario, la CTA-A rechaza enfáticamente el impulso de reformas laborales y previsionales que disminuyan los derechos de los trabajadores y trabajadoras.