DECLARACIÓN MESA EJECUTIVA CONADU HISTÓRICA – NOVIEMBRE 2018

DECLARACIÓN MESA EJECUTIVA CONADU HISTÓRICA – NOVIEMBRE 2018

Por la reapertura de las paritarias

Por un aumento salarial de emergencia del 20-25% y bono de fin de año

Pasaje de las sumas fijas al básico

La inflación acumulada desde el mes de marzo hasta el mes de octubre alcanzó un 34,7%, tomando los datos del INDEC y la proyectada para el mes de octubre.

En ese mismo período, las y los docentes universitarios y preuniversitarios solamente hemos cobrado aproximadamente un 25% de aumento salarial pagado en cuotas. Este incremento se compone de un 16% al salario básico y el resto con sumas fijas (concepto que habíamos desterrado en el 2006) que no se incorporan al sueldo básico, ni aplican para la zona desfavorable ni título de posgrado.

En las Universidades en las que los salarios contienen el adicional por zona desfavorable (Art. 40 del CCT), esos incrementos no superaron el 21% ó 22%, ocasionando un perjuicio aún mayor que en el resto del sistema. Del mismo modo, algunas categorías del nomenclador preuniversitario cobraron aumentos que no superaron el 22% debido a un insólito método de cálculo instruido por la SPU. En consecuencia, podemos afirmar que en promedio nuestros salarios hoy se ubican como mínimo 8,7 puntos por debajo de la inflación, superando los 13,7 puntos en algunos casos.

Esta es la consecuencia práctica del Acuerdo Salarial que el gobierno logró imponer con las Federaciones que aceptaron estos vergonzosos aumentos en un año signado por la creciente inflación (45% ó más sobre fin de año-la inflación Enero/Octubre ya superó el 40,35%), las desproporcionadas subas de tarifas y la devaluación monetaria. Con un agravante adicional: la cláusula de revisión por inflación se efectuará recién a mediados de enero de 2019, y una segunda revisión en el mes de marzo de 2019. Para entonces, el poder de compra de nuestros salarios ya se encontrará entre un 20% a 25% por debajo de la inflación. Una verdadera licuación de nuestros ingresos, a la medida de las pretensiones del Fondo Monetario Internacional.

Por ello afirmamos que es urgente la reapertura de la paritaria salarial. No podemos esperar hasta enero de 2019. Reclamamos un inmediato aumento salarial de emergencia de un 20-25%, por lo menos para mantener el poder adquisitivo frente a la inflación, un bono de fin de año para compensar lo ya perdido y el pasaje de todas las sumas fijas al básico.

 

Un balance necesario

Desde la CONADU HISTÓRICA mantuvimos con firmeza el no inicio de clases del segundo cuatrimestre durante seis semanas, ante la dilación de las negociaciones salariales por parte del gobierno nacional y la falta de respuesta a nuestro reclamo de un aumento del 30% más cláusula gatillo. Coordinamos con el movimiento estudiantil desde la Federación y todas sus Asociaciones de Base, acciones de lucha y visibilización de la protesta por aumento salarial y del presupuesto universitario, confluyendo en clases públicas, tomas de rectorados y facultades y en las inmensas movilizaciones de todo el mes de agosto. Mientras la mayoría de la docencia votaba continuar semana a semana con el paro total de actividades, quienes firmaron luego el acuerdo salarial a la baja (CONADU, FEDUN, FAGDUT, CTERA y UDA) decían que había que “acompasar la lucha, levantando el paro” para poner toda la energía en la lucha  posterior por el Presupuesto Universitario cuando se debatiera en el Congreso de la Nación. Esa es “la madre de las batallas”, afirmaban, para justificar su no adhesión a las medidas de fuerza impulsadas desde nuestra Federación, que tuvieron el acompañamiento de varias Asociaciones que no pertenecen a ella. Para nosotros, la pelea por el salario está íntimamente ligada al Presupuesto, ya que justamente los sueldos (de docentes, no docentes y autoridades) representan el 90% del presupuesto. Defender el salario es defender el presupuesto y la universidad y la educación públicas y gratuitas. Y así lo entendieron la docencia en su conjunto, el movimiento estudiantil y la sociedad toda, que acompañó masivamente nuestras movilizaciones, que se convirtieron en verdaderas puebladas en muchas ciudades del país.

Sin embargo, a no más de 4 días de las movilizaciones universitarias más grandes de la historia, CONADU, FEDUN, FAGDUT, UDA y CTERA firmaron este acuerdo a la baja (por un 25% o menos). Esto, desoyendo el pronunciamiento mayoritario de las asambleas docentes que se expresaban en su contra. Inclusive violando nuestro CCT, ya que lo firmado contempló sumas fijas remunerativas, que no se incorporan al sueldo básico ni contemplan la zona desfavorable. Es clave señalar esto, ya que sumando el pronunciamiento casi unánime de la CONADU HISTÓRICA, más la cantidad de Asociaciones de la CONADU que también rechazaron el acuerdo salarial, está claro que el mandato mayoritario de la docencia universitaria y preuniversitaria era el rechazo y la continuidad del plan de lucha. Sin embargo firmaron y levantaron las medidas de fuerza, garantizando así la “paz social” que tanto ansiaba y necesitaba el gobierno de Mauricio Macri.

A esta altura del año gremios como camioneros reabrieron sus paritarias y acordaron aumentos del 40%, Petroleros privados 45%, Sanidad 45%, Judiciales 40%. Los docentes de la Provincia de Buenos Aires todavía continúan la lucha pues rechazaron la oferta del 31 % por insuficiente.

El gobierno impuso el presupuesto del FMI en el Congreso  de la Nación. Esto significará un gran ajuste sobre la mayoría de la población. En particular el presupuesto para las Universidades Nacionales está entre 15 y 20 puntos por debajo de la inflación proyectada. Se compromete seriamente su funcionamiento para el 2019. El presupuesto aprobado expresa claramente las imposiciones del FMI y presagia mayores ajustes. Reiteramos el reclamo a todas las centrales de un paro nacional de 36 horas como parte de un plan de lucha de todos los sectores sociales contra las políticas de ajuste y subordinación al FMI del Gobierno de Macri.

Hoy tenemos que fortalecer el reclamo por la reapertura de las paritarias, aumento de emergencia y pasaje de las sumas fijas al básico.

Convocamos a toda la docencia universitaria y preuniversitaria, a nuestras Asociaciones de Base y a otras que aún no perteneciendo a la CONADU HISTÓRICA se planteen defender los derechos de la docencia y la Universidad pública, a coordinar acciones para lograr  la reapertura de la paritaria, aumento de emergencia y pase de las sumas fijas al básico.

El 22 de noviembre como medida de protesta, instalaremos una carpa frente el Ministerio de Educación de la Nación en la cual sesionará el Plenario de Secretarios/as Generales para expresar estos reclamos y hacer entrega de las primeras firmas del petitorio nacional que reclama la reapertura de las paritarias.

MESA EJECUTIVA CONADU HISTÓRICA