CONADU Histórica repudia la brutal represión durante el Encuentro Nacional de Mujeres

CONADU Histórica repudia la brutal represión durante el Encuentro Nacional de Mujeres

La Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios, CONADU Histórica, repudia la brutal represión que sufrieron las compañeras de las organizaciones que se manifestaron frente a la Catedral de Mar del Plata durante el Encuentro Nacional de Mujeres que se desarrolló este fin de semana en la ciudad atlántica.

La violencia institucional -de la que responsabilizamos al gobernador Scioli y al intendente de la ciudad, Pulti- fue ejercida por la policía de la provincia de Buenos Aires que actuó en concomitancia con el grupo de ultraderecha encabezado por Carlos Pampillón (dirigente del Foro Patriótico Nacional, organización neonazi). Este grupo, que días antes de la realización del Encuentro había escrachado los murales realizados por la comisión organizadora del evento, montó frente a la iglesia un escenario de provocación para justificar la represión.

La policía bonaerense disparó gases lacrimógenos, gas pimienta y balas de gomas, y mantuvo detenidas a tres mujeres en el interior de la Catedral. El accionar de las fuerzas de “seguridad” representa un hecho de suma gravedad -sin precedentes en los Encuentros- que debe ser repudiado y denunciado por todos los canales.

El 30 Encuentro Nacional de Mujeres reunió este fin de semana en Mar del Plata a más de 65 mil mujeres –muchas de ellas docentes universitarias- que se manifestaron por sus problemáticas en los más de 250 talleres que se llevaron a cabo. A los reclamos de igual salario por igual trabajo, declaración de emergencia en violencia sexual y aborto legal, entre otros, el Estado respondió con balas de goma y gases lacrimógenos.

La CONADU Histórica enfatiza su repudio ante estos hechos, ratificando la defensa de los Encuentros Nacionales de Mujeres como espacios plurales y democráticos. Exigimos respuestas inmediatas al gobierno de la provincia de Buenos Aires frente a la gravedad de los hechos.

Luis Tiscornia, secretario General

Antonio Roselló, secretario Adjunto

Claudia Baigorria, secretaria de Formación