“Ante esta pandemia, la Universidad Pública debe estar al servicio del pueblo, sin vulnerar derechos y sin perder estudiantes en el camino”

“Ante esta pandemia, la Universidad Pública debe estar al servicio del pueblo, sin vulnerar derechos y sin perder estudiantes en el camino”

El pasado lunes 27, el secretario general de CONADU Histórica, Luis Tiscornia, brindó una charla virtual a través de Facebook Live en la que planteó ejes centrales alrededor del rol de la Universidad Pública en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19.

Luego de contextualizar esta situación inédita en el mundo, resaltando sus graves consecuencias sanitarias de miles de muertes  y la paralización de la economía mundial, resaltó que a su vez esta situación  golpea a lxs mas vunerables y más empobrecidos debido a las grandes desigualdades de este sistema.  Consideró que en nuestro país es muy “valorable y acertado la medida del Gobierno Nacional que ha tomado la salud como central y desde allí tomar las consecuencias económicas”; y remarcó en este punto  el no pago de la deuda externa, para abordar los principales puntos de la  Emergencia y los problemas del pueblo y la importancia de que se haya puesto sobre la mesa el impuesto a las grandes fortunas.

El titular de CONADU Histórica, hizo hincapié en tres grandes puntos. Por un lado, abordó la necesidad de entender que la universidad pública argentina debe ser parte de enfrentar esta pandemia.  En segundo lugar, reflexionó sobre las condiciones de trabajo y del proceso enseñanza aprendizaje, en este contexto mundial inédito y sus consecuencia en el día a día tanto para lxs trabajadorxs  como para el estudiantado, atendiendo al modelo de universidad que necesitamos sin vulneración de derechos laborales, sin deserción y con gran compromiso por la formación académica de lxs futurxs profesionales. Un último eje, no menor por ello, fue la necesidad de pensar y trabajar en la salida a la gran crisis económica política y social que se avecina tras luego de superar este contexto de emergencia sanitaria también como parte ineludible de la Universidad.

Sobre el primer punto, aseguró que “debe entenderse la responsabilidad ineludible del Estado en la emergencia Sanitaria, y en ello no debemos desprender las Universidades Públicas (57 en todo el país) en tanto formamos parte del Estado”. Al respecto, puntualizó que por un lado está poner al servicio de esta emergencia la experticia, el conocimiento científico y el voluntariado (dando ejemplos de éstos últimos días); como así también la estructura que tienen las universidades: espacios físicos, comedores, personal capacitado.

Desarrolló los grandes esfuerzos que hoy ponen docentes de todo el país, desde sus cátedras y donde los contenidos lo permiten, para trabajar en el modo de la “virtualidad”. Remarcó que esto debe ser  pasajero y en todo caso en tránsito a retomar las clases presenciales, saludó los esfuerzos, pero advierte que también se produce vulneración de derechos laborales: trabajar a deshoras, con las propias tareas familiares o de cuidados que implica para la salud de la docencia. En estos casos se deben tomar las medidas necesarias. En ello, realizó una fuerte crítica hacia autoridades de distintas universidades que  se niegan a  cumplir con las licencias para quienes tienen hijxs a cargo, o familiares de riesgo en su cuidado” – decreto nacional, y por lo tanto deben ser exceptuadas de realizar tareas desde el hogar.

A su vez, y un gran tema de preocupación fue “si la virtualidad, o el teletrabajo llegó para quedarse”. La respuesta de Tiscornia a ésta inquietud de la docencia fue un No rotundo: debemos entenderlo y realizarlo en la medida de lo posible, para poder acompañar el proceso de académico principalmente en los primeros años; no así tomarlo como modelo de Universidad. “Este falso debate que se esconde, no es inocente  (…) aprovechan quienes han pujado por imponer la Educación como mercancía y en ello abaratar costos y recursos. Pero la Universidad Argentina se caracteriza por el proceso de enseña aprendizaje de trabajo, de relación áulica y trabajo de campo, en contacto con las necesidades del estudiantado para la formación de los profesionales que necesitamos al servicio de la transformación y necesidades de nuestros pueblos. Para ello es irremplazable nuestro modelo presencial. La calidad educativa, se sostiene con la universidad pública gratuita laica y presencial.”

En ello, también reparó en la preocupación que han arrojado las principales encuestas desde las experiencias propias de lxs docentes de la perdida en este camino del estudiantado. Preocupa y se trabaja fuertemente por la característica de la docencia argentina para no perder estudiantes, para no permitir que también en este contexto inédito la deserción estudiantil nos gane. Lxs docentes realizan grandes esfuerzos, con los primeros años principalmente para que ellxs no se pierdan, son grandes trabajadorxs contra la deserción también.

Antes de dar paso a profundizar en estos temas u otras inquietudes, a través de los comentarios de quienes participaron la charla virtual; Luis abordó una cuestión que también remarcó como sustancial “pensar y trabajar en la salida a la gran crisis económica política y social que se avecina tras sobrepasar este contexto de emergencia sanitaria también como parte ineludible de la Universidad.”

“Debemos estar claros que la Universidad Pública también está y debe ir trabajando desde ahora en el cómo vamos a afrontar la situación más que crítica que nos va dejando la emergencia sanitaria y que nos va a dejar, ante el contexto de una gran crisis económica mundial en el que nuestro país ya se encontraba muy castigado por las políticas de Macri, pero que las grandes potencias del mundo intentan aprovechar”.

En el cierre de su exposición resaltó: “el futuro inmediato es atender y ser parte de enfrentar la emergencia sanitaria.(…) Pero también nos pone a discutir el modelo económico de país, la distribución de la riqueza, cómo logramos el bienestar para la población, cómo logramos un desarrollo autónomo y sustentable de nuestra  economía”. De ésta manera dejó abierto una gran debate sobre  cómo somos protagonistas brindando nuestras herramientas para otros caminos necesarios para nuestros pueblos frente a la inevitable y profunda crisis que se viene.

Mirá la charla completa:

https://www.facebook.com/conadu.historica/videos/264989997990334/