ADUF repudia denuncia penal de una autoridad de la UNTDF contra docente

ADUF repudia denuncia penal de una autoridad de la UNTDF contra docente

Desde la Asociación gremial de docentes universitarios fueguinos, ADUF, de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, AeIAS, queremos manifestar nuestro repudio y preocupación ante la denuncia penal realizada por una autoridad de la institución, Secretario de Extensión y Bienestar Universitario, Abg. Marcos Falabella, contra un trabajador docente del Instituto de Desarrollo Económico e Innovación (IDEI) de la sede UNTDF Río Grande.

Durante el mes de noviembre y en el marco de la gran incertidumbre generada por el cambio de entidad bancaria para el cobro de salarios (desde el Banco Nación al Banco Privado Patagonia), el Sr. Falabella, autoridad universitaria, sostiene que, en el hall público de la sede de Río Grande, ha recibido presuntas amenazas del docente, que se dirigió a él en el contexto antedicho, preocupado y angustiado por la situación ya que podría verse afectado económicamente de alterarse las condiciones de un crédito hipotecario adquirido en el Banco Nación.

Semanas después, el Sr. Falabella se sintió extrañamente amenazado, haciendo una denuncia por amenazas en la Justicia Federal de primera instancia caso N° 40779/19 caratulado “Falabella, Marcos Esteban s/denuncia”, entidad que solicitó que se individualicen los domicilios de María José Mendez, Mónica Frías y Claudia Asin, a través de la policía federal.

Ante lo sucedido, nos preguntamos: ¿acaso no es consciente el Sr. Falabella de su cargo de autoridad universitaria y de su responsabilidad en generar canales institucionales para la resolución de conflictos (por ejemplo, el ocurrido por el cambio de Banco que fue mal comunicado, con información imprecisa y fuera de tiempo, entre otros malentendidos que hicieron que docentes no cobraran su salario en tiempo y forma)? ¿Acaso no advierte que se trata de una denuncia penal realizada por una autoridad contra un trabajador? ¿O es que en realidad se trata de una estrategia amedrentadora para cualquiera que se atreva a cuestionar y exigir transparencia ante diversas prácticas en la universidad?

Si tenemos en cuenta que los cuatro docentes mencionados pertenecen al sindicato ADUF (sindicato no oficialista), que además, la policía federal se presentó en los domicilios de Mónica Frías, Secretaria General de ADUF; de Claudia Asin, miembro de la Junta Electoral; de María José Mendez, integrante de una lista no oficialista en el proceso electoral, cabe interpretar la denuncia como una práctica intimidatoria y pretendidamente aleccionadora, primero de los docentes sindicalizados en ADUF, segundo de cualquier trabajador/a que pretenda poner una palabra ante situaciones que requieran aclaraciones en la universidad.

Desde nuestra perspectiva es realmente grave lo sucedido; consideramos que dado que el Sr. Falabella acude a la justicia federal para resolver una situación de falta de comunicación con un docente trabajador, no cumple con las competencias adecuadas de diálogo y de construcción de canales institucionales con las que debería contar un profesional que ejerce un cargo de autoridad con gran responsabilidad en la construcción de una universidad democrática.

Por último solicitamos la solidaridad de los/as  trabajadores/as y autoridades gremiales  ya que entendemos que esta  actitud sienta un  grave precedente de persecución a quienes disentimos con las decisiones de la gestión de turno.

Comisión Directiva – ADUF