1 DE MAYO: DÍA INTERNACIONAL DE LAS Y LOS TRABAJADORES

1 DE MAYO: DÍA INTERNACIONAL DE LAS Y LOS TRABAJADORES

CONADU HISTÓRICA saluda especialmente a la docencia universitaria y preuniversitaria y al conjunto de la clase trabajadora en este 1º de Mayo tan especial que nos encuentra en una inédita situación de emergencia sanitaria y aislamiento provocado por la pandemia de enfermedad por COVID 19.

Ante la crisis desde la docencia universitaria y preuniversitaria nos hemos convocado a poner  nuestros conocimientos, nuestras experticias,  y la ciencia al servicio de la lucha contra la pandemia, al tiempo que  formamos parte de numerosas iniciativas de extensión en muchas Universidades junto a estudiantes y trabajadores no docentes; acciones que se siguen multiplicando.

Desde nuestras organizaciones, reclamamos que todos los recursos del Estado deben destinarse priorizando la emergencia sanitaria y social, que  garantice la alimentación de los sectores más vulnerables, pero también los elementos de protección para las y los trabajadores de la salud (en su gran mayoría, formados en nuestras Universidades Nacionales) que están en la primera línea combatiendo la pandemia, como así también la de todos los afectados a tareas esenciales.

Desde CONADU HISTÓRICA sostenemos que toda la estructura de las Universidades Nacionales debe ponerse a disposición de la lucha contra la pandemia, y reclamamos por la defensa de nuestros derechos laborales y el derecho a estudiar.

Saludamos el enorme esfuerzo que los y las docentes estamos realizando para mantener el vínculo pedagógico con los estudiantes, tratando de mitigar los perjuicios de la suspensión de las clases. Nos hemos visto en la obligación de encauzar rápidamente – y no siempre con los medios a nuestro alcance – el uso de tecnologías para poder realizar nuestro trabajo docente desde nuestros hogares. Hemos tenido también que reorganizar nuestras vidas privadas, transformar la administración de nuestros tiempos y adaptarnos a una nueva convivencia. Todo ello hasta que retomemos la presencialidad de nuestras actividades, insustituible para garantizar la calidad del proceso de enseñanza-aprendizaje. Por ello afirmamos que rechazamos enfáticamente el oportunismo de quienes quieren aprovechar la crisis para instalar definitivamente modalidades como el teletrabajo y la profundización de la mercantilización de la enseñanza universitaria.

Nos encontramos hoy junto al pueblo en plena lucha contra la pandemia, defendiendo la salud y la vida de todos y todas y enfrentando a los grupos económicos dominantes, como los Rocca de Techint, Rattazi, Roemers, Magneto, Sociedad Rural, etc, representantes de las políticas de los Trump y Bolsonaro en nuestro país, que han sido quienes más se beneficiaron extraordinariamente en los últimos cuatro años de políticas neoliberales, y quieren maximizar sus extraordinarias ganancias a costa de la vida de la gente.

Los recursos necesarios para atender la emergencia sanitaria y social deben y pueden  salir de estos sectores por ejemplo, con los impuestos de emergencia a las grandes fortunas y a la riqueza y de la suspensión del pago de la deuda externa y su investigación.

Rechazamos las rebajas salariales, las suspensiones y despidos que pretenden imponer, negando conquistas alcanzadas por la clase trabajadora a lo largo de su historia de luchas. Asimismo, repudiamos el robo permanente de unos pocos miserables que lucran con la inflación.

La pandemia ha desnudado en el mundo y en nuestro país las desigualdades, la injusticia, la opresión sobre los pueblos y naciones.

El día internacional de la clase trabajadora es una jornada de lucha y reflexión. Ponemos en discusión la necesidad de un modelo productivo y socioeconómico distinto al vigente, que contemple nuevas formas de producción y distribución, así como de relaciones interpersonales. Es posible y necesaria la construcción colectiva de una patria con desarrollo social y económico autónomo, social y ambientalmente sustentable y libre de violencias, que resuelva las urgencias de salud, trabajo, vivienda y educación de las grandes mayorías.

 

Luis Tiscornia, Secretario General

Claudia Baigorria,  Secretaria Adjunta