A 49 años de La Noche de los Bastones Largos

A 49 años de La Noche de los Bastones Largos

En este 29 de Julio desde aquella fatídica noche del año 1966, CONADU HISTÓRICA rinde su homenaje a las víctimas de la represión policial padecida por autoridades, profesores, estudiantes y graduados de la Universidad Nacional de Buenos Aires y en su nombre, a la Comunidad Universitaria Argentina, en uno de los hechos más repudiables y a la vez tristes de la vida académica y política de nuestra Nación.

Con una Democracia que nos había sido arrebatada a las y los argentinos un mes antes a manos del dictador Onganía al derrocar al gobierno del Presidente Arturo Illia, la Policía Federal irrumpía en la UBA para desalojar a autoridades universitarias, profesores, graduados y jóvenes estudiantes que resistían con coraje en cinco facultades, la decisión de los militares de intervenir las Casas de Altos Estudios para anular el régimen del co-gobierno instaurado por la Reforma del ’18.

Esa fue la excusa. El verdadero trasfondo fue la pretensión de desterrar la autonomía universitaria del poder político consagrada en la Reforma, y re-direccionar así los contenidos de la enseñanza y la investigación científica para colocarlos al servicio de los intereses de turno. Este episodio repudiable fue la génesis de la decadencia académica y cultural de la Universidad en nuestro país, y de la “fuga de cerebros”, ya que cientos de prestigiosos académicos e investigadores fueron cesanteados, renunciaron a sus cátedras o abandonaron el país. En total emigraron 301 profesores de la UBA, de los cuales 215 eran científicos.

Recordamos aquél 29 de Julio como “La Noche de los Bastones Largos” porque esas eran las armas que portaban los policías, que tenían orden estricta de reprimir con dureza y “a bastonazos” a quienes se resistieran a desalojar las cinco facultades que estaban tomadas en la UBA. La comunidad académica rinde especial homenaje a la memoria del entonces decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales – el prestigioso investigador Rolando García, fallecido en 2012 en México a los 93 años – quien se plantó ante el ingreso de las fuerzas policiales junto a su vicedecano Manuel Sadosky, y fue golpeado a bastonazos en la cabeza por un oficial. Trascendieron sus palabras: “¿Cómo se atreve a cometer este atropello? Todavía soy el decano de esta casa de estudios!”, manifestó.

Con la intervención del gobierno de facto a las Universidades Nacionales se aplicó una estricta censura en los contenidos curriculares y se desmanteló un proyecto reformista de Universidad científica de excelencia, sobre la base de la estrecha vinculación entre investigación y docencia. En el caso particular del decano García, su visión había sido de las más estratégicas, puesto que intentó construir una Universidad que fuera la “conciencia crítica y política de la sociedad”, desplazando la lógica de las clases magistrales que primaba por entonces y en su reemplazo, potenciando las actividades científicas y creativas con fuerte incremento de la participación estudiantil.

A 49 años de aquella noche, CONADU HISTÓRICA ratifica su vocación de lucha por una Universidad pública, autónoma, democrática y popular, que recree los saberes, la ciencia y la investigación científica al servicio de un estratégico horizonte de emancipación.

Rita Villegas
Secretaria General

Claudia Baigorria
Secretaria Adjunta